whatsapp

Al final tanta leyenda urbana, se ha cumplido, WhatsApp pasará a ser de pago para los usuarios de Android. Eh, pero esperar un momento, ¿no lo era ya? Pues sí y no. Hasta ahora era gratuito el primer año y a partir de aquí había que pagar 0,76€ al año para poder seguir utilizándolo, un modelo de licencias renovables año a año.

Sigue de esta manera un modelo distinto al iPhone donde se efectúa un único pago por la misma cantidad. Esta es la teoría, porque hasta ahora la renovación ha sido automática, sin necesidad de efectuar dicho pago. Es decir, aunque nunca ha sido gratis en Android, hasta ahora no hemos tenido que pagar por utilizarlo. ¿Pero cuánto nos cuesta este programa?

Ahora vamos a jugar con los números, ¿Cuánto nos cuesta WhatsApp al día?

Si tenemos en cuenta que la aplicación tiene un coste de 0,76€ al año, nos da un total de 0,063€ al mes o 0,0021€ al día. Dicho de otro modo, el coste de WhatsApp al día es menos de un céntimodiario. En realidad es una cantidad irrisoria puesto que es una aplicación que utilizamos prácticamente todos los días, más de una vez.

Pero es que también nos ahorra mucho dinero. No voy a comparar el uso que hacemos de WhatsApp con el que hacíamos de los SMS, pero lo cierto es que si nos movemos a la época anterior donde las compañías telefónicas no los ofrecían de forma gratuita, el coste de WhatsApp es el equivalente a enviar cinco SMS al año, si tenemos en cuenta que el coste medio estaba por los 0,15€

Si tenemos en cuenta los mensajes multimedia, WhatsApp nos ahorra directamente dinero, puesto que el coste de utilizarlo todo un año es menor que el que nos suponía enviar una foto por MMS. Y esta es su gran virtud, por lo menos a mi juicio, que aprovecha la capacidad de tomar fotos de los teléfonos y compartirlas al instante, sin que suponga un coste añadido en nuestra factura mensual.

El problema es que WhatsApp se ha hecho tan universal que es complicado que todas las personas con las que nos comunicamos por este medio cambien a otra aplicación. En este sentido lo compararía un poco con Facebook, es tan universal que aunque no sea perfecto o no seamos usuarios muy activos, es la forma que tenemos de estar en contacto con algunos amigos.

Porque lo que no cambia es la necesidad que tenemos como personas de comunicarnos con los demás. Sea por WhatsApp o por cualquier otra aplicación de mensajería instantánea, lo cierto es que seguiremos compartiendo a través de ellas fotos, vídeos y mensajes con nuestros contactos.

Etiquetado con:
 

Deja un comentario